La situación se registra, además, en un contexto en el que la empresa multinacional con sedes en Argentina está denunciada penalmente en los juzgados de San Isidro -a cargo de la jueza Arroyo Salgado- por imponerle a los trabajadores un lock out ofensivo para obligarlos a retiros voluntarios.

Fuente: infonews