Ejemplo de los tiempos que corren: una pizzería bajó la persiana para que la gente no viera el clásico de afuera

Ejemplo de los tiempos que corren: una pizzería bajó la persiana para que la gente no viera el clásico de afuera

En la zona norte de Capital y con el fin de evitar que vieran el partido quienes no pagaban, una pizzeria cerró sus persianas durante el partido

Uno de los ejemplos de los tiempos políticos que corren, con un Gobierno Nacional que en su discurso y hechos utiliza la meritocracia como forma de Gobierno, una parte de la sociedad que respalda esa posición, sabe dar a la comunidad muestras de egoísmo como los que se dieron en esta Pizzería, que para evitar que aquellos que pasaban caminando por su local, cerró la cortina. Un concepto y estilo que viene desde arriba hacía todas las clase sociales.

En diciembre de 2015 parece haberse dado un quiebre de, al menos, esa perspectiva de país y, quizá, la eliminación del “Fútbol para todos” sea uno de los símbolos más fuertes de ello.

Este domingo, con motivo del superclásico que enfrentó a River y Boca en el Monumental, la codificación (con abono de 300 pesos al mes) hizo que millones de personas no pudieran ver el partido y se reunieran en casas de amigos y familiares, o bien concurrieran a locales gastronómicos que lo transmitieran.

Sin embargo, uno de los locales en cuestión apeló a lo peor de la miserabilidad social y decidió bajar las cortinas para que quienes estaban afuera no pudieran ver el partido si no entraban y pagaban una consumición.

La pizzería en cuestión se llama Don Camillo y se encuentra en la localidad bonaerense de Pilar. Con su decisión sus dueños parecen haberse apropiado de un concepto que hoy se evidencia mucho más instalado y practicado que aquel de ver la patria en el otro; un concepto que es sinónimo pero también verbo. Un concepto que, como nadie, resumieron Diego Capusotto y Pedro Saborido.

Comentarios

comentarios

Ejemplo de los tiempos que corren: una pizzería bajó la persiana para que la gente no viera el clásico de afuera Reviewed by on . Uno de los ejemplos de los tiempos políticos que corren, con un Gobierno Nacional que en su discurso y hechos utiliza la meritocracia como forma de Gobierno, un Uno de los ejemplos de los tiempos políticos que corren, con un Gobierno Nacional que en su discurso y hechos utiliza la meritocracia como forma de Gobierno, un Rating: 0
scroll to top